La religión cristiana es la más perseguida a nivel mundial.

Cristianos coptos orando en El Cairo.

 

El 77% de la población del mundo vive en países donde las restricciones a la religión por parte de sus gobiernos es alta o muy alta.

Una cuarta parte de los países del mundo tiene altos niveles de hostilidades hacia las religiones, según un informe que acaba de publicar Pew Research Center. El estudio, que abarca a casi todos los países, analiza qué restricciones se producen para la práctica religiosa por parte de los gobiernos y también qué nivel de “hostilidad social” se puede enfrentar a causa de la práctica de una creencia. Mientras este segundo indicador ha descendido con respecto al informe anterior, en el caso de las restricciones gubernamentales se mantienen las cifras de años anteriores. La proporción de países con restricciones altas o muy altas es de un 27 por ciento.

Entre los países más poblados, los que tienen más altos niveles generales de restricciones son Birmania (Myanmar), Egipto, Indonesia, Pakistán y Rusia, donde tanto el gobierno como la sociedad en general imponen numerosos límites a las creencias y prácticas religiosas. Más del 77 por ciento de la población del mundo vive en países donde las restricciones para la práctica religiosa por parte del gobierno es alta o muy alta.

  ANTISEMITISMO EN AUMENTO EN EUROPA

Como en años anteriores, cristianos y musulmanes – que en conjunto representan más de la mitad de la población mundial – son quienes sufren un mayor número de casos de hostilidad y restricciones. Los cristianos fueron hostigados, ya sea por el gobierno o grupos sociales, en 102 de los 198 países incluidos en el estudio (52%), mientras que los musulmanes fueron hostigados en 99 países (50%).

Además el informe detecta el mayor índice de hostilidad hacia el judaísmo en los últimos 6 años, desde que se realiza este estudio. En Europa, por ejemplo, los judíos enfrentaron acciones hostiles en 34 de los 45 países.  

MEDIO ORIENTE, LA ZONA MÁS PROBLEMÁTICA

El estudio además demuestra que las restricciones hacia una minoría religiosa se da en un contexto en el que se dan también restricciones y hostilidades hacia otros colectivos religiosos no minoritarios. “En general, las restricciones a las minorías van de la mano con las restricciones más amplias sobre la religión”, afirman los investigadores.
El informe toma cifras de 2013, cuando todavía no había surgido Daesh, el autoproclamado Estado Islámico. Sin embargo en el mismo se advierte que esta área sigue siendo “el lugar con una mayor restricción para la práctica religiosa” del mundo.  

Fuente:Protestante Digital

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 2. misiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s