Libia- ISIS decapita 21 cristianos egipcios.

ISIS decapita 21 cristianos egipcios en Libia

“21 cristianos, asesinados por ISIS.

 

Libia-Una filial libia del autodenominado Estado Islámico (IS) ha difundido este domingo el vídeo con la decapitación de los 21 egipcios de la minoría cristiana copta secuestrados entre los meses de diciembre y enero en la ciudad de Sirte, en el oeste de Libia.

El trágico desenlace se intuía desde que el jueves se publicaran varias fotografías de los rehenes enfundados en el mono naranja usado durante las ejecuciones en Dabiq, la revista en inglés del ISIS. En las instantáneas, que corresponden a fotogramas del vídeo divulgado este domingo, las víctimas aparecen escoltadas por hombres encapuchados, desfilando por una playa con las manos esposadas.

En el vídeo, de cinco minutos de duración y titulado ‘Un mensaje firmado con sangre a la nación de la cruz’, los cristianos arrodillados y enfundados en mono naranja son ejecutados por una legión de hombres encapuchados en una playa de la provincia de Trípoli.

En la grabación, que presenta una factura casi cinematográfica y en la que se aprecia incluso el uso de una grúa, los yihadistas amenazan “al pueblo de la cruz, los seguidores de la hostil iglesia egipcia”.

Uno de los verdugos lanza una breve alocución en inglés, con subtítulos en árabe. “Pueblo, recientemente nos visteis en la colinas de Sham y la tierra de Dabiq, cortando cabezas que han cargado con la cruz durante mucho tiempo, llenos de pesar contra el islam y los musulmanes. Hoy estamos al sur de Roma, en la tierra del islam, en Libia enviando otro mensaje”, advierte el encapuchado.

“Cruzados, vuestra seguridad es algo solo al alcance de vuestros sueños especialmente cuando lucháis juntos contra nosotros”, agrega poco antes de que los rehenes sean arrojados a la arena y decapitados. El vídeo está producido por Al Hayat, la productora del IS, con una edición multicámara y recursos tan sofisticados como una cabeza caliente que se eleva sobre la orilla donde tiene lugar el crimen.

La secuencia concluye con la imagen de un mar ensangrentado. “Ocultasteis el cuerpo de Osama Bin Laden en el mar. Nosotros juramos por Alá que lo mezclaremos con vuestra sangre”, afirma el yihadista, que considera la brutal ejecución una represalia por el destino de Kamilia Shehata y Wafa Constantine, dos coptas convertidas al islam que -según los extremistas- “fueron torturadas y asesinadas por la Iglesia Copta de Egipto”.

EGIPTO, DESOLADO Y EN ALERTA

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, convocó una reunión urgente del Consejo de la Defensa Nacional tras la difusión del vídeo, según informa EFE. Este Consejo, máximo órgano de decisión en asuntos de seguridad de Egipto, está formado por el jefe de Estado, jefe de la Inteligencia y los ministros egipcios de Defensa, Interior, Exteriores y Finanzas. También forman parte de ese organismo los comandantes de los principales departamentos del Ejército, entre otros.

 En un comunicado recogido por la agencia estatal de noticias, Mena,la Presidencia egipcia también declaró siete días de luto por el asesinato de los coptos, religión que profesa alrededor del 10% de la población del país árabe. Por su parte, Al Azhar -la institución más prestigiosa del islam suní con sede en El Cairo- ha calificado el crimen de “barbarie”.

El portavoz de la Iglesia Ortodoxa, el arzobispo Bolos Halim, confirmó que las víctimas que aparecen en el vídeo son los 21 egipcios secuestrados. “Hemos visto el doloroso vídeo y podemos afirmar con convicción que los muertos son nuestros hijos secuestrados”, agregó Halim. “Estamos seguros de que nuestro gran Estado no descansará hasta que los criminales reciban su merecido castigo”, ha declarado la Iglesia Ortodoxa Copta en un comunicado.  

SECUESTRO EN DICIEMBRE Y ENERO

Los egipcios asesinados, que trabajaban en Libia, fueron raptados en dos asaltos separados reivindicados hace unas semanas por el Estado Islámico. El primer incidente tuvo lugar el 27 de diciembre, cuando siete coptos fueron detenidos en un puesto de control tratando de abandonar Sirte.

El 3 de enero, una semana más tarde, 13 trabajadores cristianos egipcios fueron raptados en un complejo residencial de la villa. En plena madrugada un escuadrón de hombres armados y enmascarados asaltó el lugar y obligó a los residentes a identificarse.

Ayer, varios familiares de los cristianos secuestrados trataban de no dejarse vencer por los malos augurios. “A principios de enero nos comunicaron la noticia y desde entonces estamos hundidos”, confesó Bashir Estefanos, hermano de Bishoi y Samuel, dos jóvenes de 23 y 27 años que trabajaban en Libia.

Los parientes han protestado en los últimos días por la inacción de las autoridades egipcias. El viernes se reunieron con el primer ministro Ibrahim Mehleb. Por su parte, el presidente del país Abdelfatah al Sisi creó una comisión para “esclarecer la situación” y prometió repatriar a los miles de egipcios que trabajan en la turbulenta Libia.

“El Gobierno no ha hecho prácticamente nada”, se quejó ayer Busra Aziz, tío de Mina, un joven de 21 años incluido en la lista de los asesinados. Mina fue secuestrado a principios de enero cuando en plena madrugada un escuadrón de hombres armados y enmascarados asaltó el lugar y obligó a los residentes a identificarse. “Llamaron a la puerta gritando: ‘¿Dónde están los cristianos?’ Cuando los encontraron se los llevaron”, relató Azizi.

Fuente: protestantedigital.com

SOBRE LOS CRISTIANOS COPTOS.

Los cristianos coptos son una minoría, pero una minoría valerosa que se niega a desaparecer. De ahí los numerosos ataques que sufren por parte de los musulmanes, que a lo largo de los siglos han intentado barrer a los cristianos de una tierra que llegó a tener la presencia del propio Jesús y que fue una de las primeras zonas en ser evangelizadas.

Decir copto es hablar de Egipto, de su esencia. Muy a su pesar, los salafistas egipcios y demás islamistas del país llevan este término en las entrañas. Para ser más exactos, copto deriva de la palabra griega aigyptio (Egipto). Por tanto, se puede afirmar sin temor a equivocarse que deciregipcio equivale a decir copto. La copta es una de las Iglesias mñas antiguas, pues fue fundada por el propio evangelista San Marcos –primer obispo de Alejandría– en el siglo I.

Sin embargo, la invasión islámica y la persecución durante siglos, que llega al día de hoy, redujeron el número de cristianos hasta convertirlos en una minoría. Una minoría, con todo, numerosa. De hecho, la egipcia es la comunidad cristiana más importante de Oriente Medio. 

Hay unos once millones de coptos en Egipto, más o menos el 10% de la población. Los ataques islamistas han provocado un vasto éxodo a países como Estados Unidos, Australia, Canadá o Francia. Etiopía y Eritrea tienen también grandes comunidades coptas.

Los coptos son considerados, en la teoría y en la práctica, ciudadanos de segunda. La denominada primavera árabe, que acabó con el régimen de Mubarak, suscitó esperanzas. Un nuevo horizonte se abría también para los cristianos. Incluso se vio en la plaza Tahir a coptos y musulmanes rezando juntos.

Pero pronto esas esperanzas se disiparon. La primavera árabe se convirtió en duro invierno para los cristianos. La revolución se tradujo en la victoria de los Hermanos Musulmanes y los temores de los cristianos más pesimistas, o realistas, se confirmaron. Pese a sus gestos iniciales, el presidente islamista, Mohamed Morsi, no tardó el revelar sus verdaderas intenciones.

Ahí está, como prueba, la nueva Constitución, marcadamente islamista y que lleva a Egipto hacia el califato. Tras su aprobación, el pasado mes de diciembre, los cristianos hicieron un llamamiento a la comunidad internacional. “Por toda la Constitución hay cláusulas según las cuales todo ha de hacerse de acuerdo con la ley islámica”, denunció, poniendo voz a los coptos católicos, monseñor Kyrillos William.

La sharia entra en escena. La Constitución amenaza a los cristianos en puntos concretos, como por ejemplo el que pide que todas las mujeres, también las no musulmanas, lleven el velo. Por cierto, el texto permite a los varones contraer matrimonio con mujeres “sexualmente maduras”, es decir, con mujeres que pueden ser menores de edad. “Los islamistas quieren aplicar la sharia, en particular, en todo lo relacionado con las mujeres”, ha dicho el obispo de Luxor. “Esto es muy malo para las mujeres y también para los no musulmanes”.

Las agresiones no cesan y el Ejército, al igual que en tiempos de Mubarak, sigue mirando hacia otro lado, amparando o participando directamente en la violencia. En los últimos días se ha registrado una nueva oleada de ataques, que muestra a la perfección cómo funciona la maquinaria anticristiana.

“…porque tú, Señor, eres bueno y clemente, rico en misericordia con los que te invocan. Señor, escucha mi (uestra) oración, atiende a la voz de mi (nuestra) súplica”

Salmos 85:5,6

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 2. misiones, 7. europa y oriente medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s