Yemen: Familiares queman viva a mujer por ser cristiana.

 

Yemen-Los familiares de una mujer en la República de Yemen presuntamente provocaron que esta se quemara viva, por el simple hecho de ser cristiana.

Nazeera iba a preparar el desayuno… Cuando tomó una botella de aceite y la vertió en la sartén caliente, de repente se dio una explosión y ella se comenzó a quemar viva.

Su esposo, Saeed, se despertó al escuchar los gritos. De inmediato, corrió a la cocina y la escena que vio fue a su esposa ardiendo en llamas, rodeada por sus cuatros hijos en un estado de histeria y pánico.

“Salí corriendo de la habitación”, dijo Saeed a Morning Star News. “No podía ni siquiera hablar para preguntarle qué pasó. Todo lo que podía pensar era en apagar el incendio y luego llegar al hospital. Pero mi hijo de 16 años de edad, no podía separarse de su madre y se aferró a ella, abrazándola mientras ella estaba ardiendo. Él se lesionó, y tuve que alejarlo de ella”.

Semanas más tarde, Nazeera, de 33 años, murió a consecuencias de las quemaduras.

Cuando Saeed regresó a su casa en un pueblo (no revelado por razones de seguridad), un pariente le dijo lo impensable – los miembros de su familia y la de ella habían reemplazado el aceite de cocina por gasolina. Saeed lamentablemente sabía la razón – Hace muchos años, los dos se habían convertido al cristianismo y se negaron a volver al islam.

Luego de la tragedia, Saeed dijo a Morning Star News que fue capaz de huir a otro país.

Antes del ataque, Saeed y su esposa ya habían decidido huir de sus familias y del país musulmán. Faltaban dos días para emprender su viaje, pero fue cuando sucedió la explosión de la botella.

Cuando Saeed fue a la policía en busca de ayuda, los agentes le dijeron que trajera testigos que pudieran testificar acerca de la supuesta conspiración. Pero sus hijos sólo vieron la explosión y no podían testificar en relación con el sabotaje, y otros familiares de Saeed se negaron a declarar contra los presuntos conspiradores.

“Nadie iba a ser un testigo para nosotros”, dijo Saeed.

Saeed enterró a su esposa y trató de vender todo lo que quedaba en su casa, pero los miembros de la familia bloquearon sus esfuerzos. Después del ataque sus cuatro hijos vivieron en la casa de su madre, pero luego en secreto él se los llevó a otro país antes de que sus familiares se los quitaran.

Su última imagen de la casa eran sus parientes que descendía de su casa.

“Yo perdí mi forma de apoyo y todo lo que teníamos”, dijo. “Y cuando nos íbamos, yo estaba tratando de vender las cosas que teníamos, pero algunos de los miembros de mi familia me detuvieron, así que no pude conseguir nada. Incluso el día que tomé a los niños para dejar el país, atacaron nuestra casa y dividieron nuestras cosas entre sí. Destruyeron el resto”.

Desafiando a la lógica común, Saeed dijo que Dios permitió la atrocidad que tendrá lugar a “fortalecer nuestra fe y nos use más en su reino”.

“Pedimos a la gente que ore por nosotros, ya que estamos solos en este nuevo lugar”, dijo a Morning Star News. “Oren por mis hijos, como ahora yo soy su madre y su padre y su único amigo. Necesitamos oraciones por la fuerza de Dios y para que nos dé una fuerte fe. Quiero que la gente afuera sepan que incluso si nos cortamos en trozos, no vamos a dejar a Jesucristo”.

Una vida llena de persecución y fe

Saeed, de 45 años, nació en una familia musulmana en un pequeño pueblo en el sur de Yemen.

Como profesor de árabe de la escuela secundaria, Saeed leía muchos de periódicos para incorporar temas de actualidad en sus clases. En 1997, él estaba leyendo un artículo acerca de un miembro del Parlamento yemení haciendo algo visto como un pecado en el islam. Más tarde le llamó la atención el artículo del columnista sobre el incidente instando al perdón.

“Un periodista local escribió un artículo diciendo:” ¿Por qué no le perdonas como Essa [Jesús] dijo. A quienes perdonen a los demás, vuestro Padre celestial os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre os perdonará a ustedes ‘”, dijo Saeed. “He oído este verso y se sorprendió de que Dios habla de perdón, y yo quería saber más acerca de él, pero como usted sabe, difícilmente se puede encontrar Biblias en Yemen. Esperé, y en 2003, escuché a uno de mis estudiantes que hablan de una estación de radio cristiana que transmite durante media hora al día en el dialecto yemení. Así es como llegué a conocer a Jesús “.

Saeed se casó Nazeera en 1998. Para el año 2003, fue cuando comenzó la deriva de convertirse del islam al cristianismo. Pero, tomó la decisión y su esposa le siguió en su nueva fe.

Cuando la gente en su aldea comenzaron a notar un cambio en la forma en que él actuaba, comenzaron a hostigarlo.

En su trabajo lo suspendieron durante un año por ser cristiano. Cuando regresó se topó con la gran sorpresa que lo descendieron de puesto y lo ubicaron en una escuela más lejana a su hogar.

Luego, la situación empeoró y fue suspendido una vez más, por negarse a pagar una cuota que la escuela estaba recogiendo de cada trabajador para Hamás, un grupo terrorista islámico.

Esa situación se volvió a repetir, Saeed se negó a dar una donación a la escuela, que iba a dar el dinero a una asociación islámica de beneficencia afiliada a otro grupo terrorista. Un miembro de la caridad acusó Saeed de ser un “infiel” y luego animó a otro maestro de asaltarlo. El maestro le pegó en frente de más de 1.000 estudiantes. Saeed no se resistió, dijo.

La persecución de la familia de Nazeera no fue menos grave. Durante tres años la secuestraron tres veces con la esperanza de convencerla de dejar “al infiel”. Pero ella resistió y no lo abandono.

Al menos un grupo de derechos humanos que defiende a los cristianos perseguidos y un grupo de cristianos que asisten a Saeed han confirmado los detalles de su terrible experiencia.

“Aunque claramente un caso extremo de persecución, este incidente ilustra que los conversos están bajo presión”, dijo un defensor de la libertad religiosa.Fuente: Mundo Cristiano

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 2. misiones, 9. asia y oceania

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s