Siria-Un joven relata como cambia su familia por la Yihad.

Salahudine. Deja su familia por la Yijad

Salahudine, de 27 años,  cuenta en primera persona los motivos por los que abandonó a su mujer y a sus dos hijas, Mariam y Fatima, de 8 y 6 años; dejó su trabajo, en el que ganaba 3.000 euros al mes, y renunció a su cómoda vida en el barrio parisino de Saint-Dennis para enfundarse en un traje negro, ondear una bandera de Al Nusra, echarse al hombro un Kaláshnikov y  matar a rebeldes en Siria.

“Voy a morir en Siria, probablemente en poco tiempo. Me atrevería a decir que solo me quedan siete meses en la tierra. La Jihad es un modo de vida y de muerte, que no todo el mundo entiende. Antes de encontrarme con Alá, quiero dejar mi huella en el mundo”. Así empieza el estremecedor relato de Salahudine, de quien se desconoce si está vivo o muerto.

Llegó a Siria el 11 de julio de 2013. Recuerda muy bien el día porque recibió su nombre de guerra. Después, dice, el tiempo transcurre sin que importen los días, las horas o los  meses.

Salahudine recuerda la expresión más conocida de la ley del talión, el  “ojo por ojo, diente por diente que dice aprendió en el que se ha convertido en el mayor foro de captación de islamistas: Internet. “Empecé  escuchando videos de Bin Laden. Sus mensajes me convencieron”, subraya.

“Una semana antes de emprender mi viaje casi no podía dormir. Necesitaba ir a Siria para redimir mis pecados. Antes de viajar a Siria, iba a discotecas, bebía alcohol…era un hombre moderno, solo interesado en consumir. Ahora tengo una obligación, la guerra santa.”

Salahudine recibe 50 euros cada mes. Dice que es suficiente para vivir ya que vivienda, comida y armas las recibe del Al Nusra. Aún así, decidió comprar una Kalasnikov en el mercado negro por 1.200 dólares. También fabricó su cinturón de explosivos, que viste diariamente. “En caso de que me quede sin munición y el enemigo me  atrape, lo detonaré”, describiré.

Cuando habla de los civiles, menciona que las niñas echan de menos la Nutella pero “son felices” ya que “sus vidas están en manos de Dios”.

“Nunca volveré a  Francia. No me importa que los servicios de inteligencia me identifiquen. Mis padres, mis dos hermanos y mi hermana desconocen que estoy en Siria. Ellos creen que estoy de viaje. A lo mejor sospechan algo pero me da igual. ¿Qué les voy a decir? Nunca lo entenderán”, concluye.

Yihad:La guerra santa o luchar en el camino de Allah”.

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10

El trabajo del enemigo es cegar a punto de arrebatar las vidas a una eterna condena. Dios nos ayude como iglesia de Cristo a perseverar en el trabajo de llevar el Evangelio a todas las naciones, a todas las lenguas, a todas las etnias….

Oramos por todos aquellos que creen que este es el camino  a la salvación…son muchos los que se pierden, son pocos los que están dando el mensaje… las estadísticas dicen que menos son los misioneros en zonas restringidas al evangelio, por tanto en algo todavía estamos fallando.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 2. misiones, 7. europa y oriente medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s