Misiones-Cumplamos la Gran Comisión.

Misiones-Cumplamos con la Gran Comisión.

Mi Compromiso con Jesucristo: Hasta lo último de la tierra es una de las cosas que más quema en nuestros corazones en esta época. Creo que al hablar de las misiones, es importante una vez más reafirmar que nuestra prioridad es conocer a Dios, caminar con Jesús y experimentar la realidad continua del Espíritu Santo en nuestras vidas.
Esto se ve claramente en pasajes como Hechos 13, donde esos hombres esperaron las directivas de Dios en oración y Él envió a ese primer equipo misionero a través de la iglesia que incluía a Pablo y Bernabé al campo de cosecha.
Tomar posesión real de la tarea de evangelización mundial: La tendencia en muchas personas a pensar que alguien más lo va a hacer es grande. Parece que sólo un pequeño grupo realmente toma posesión de la Gran Comisión que nuestro Señor nos ha dado. Esto incluye un sentido de responsabilidad, un desarrollo en el entendimiento de las necesidades, los desafíos y los problemas que hay en los campos.
Oración y conocimiento de la batalla espiritual: Sabemos que en todos los temas bíblicos la gente puede irse a los extremos. Esto siempre me preocupó, pero hoy vemos personas que reaccionan al extremismo y caen en el congelador de la tradición, del juicio, legalismo y necesitamos un trabajo constante del Espíritu Santo.
Recordemos una anécdota en la vida de D.Moody, quién enfatizaba siempre la necesidad de ser llenos del Espíritu Santo vez tras vez.
Un día una señora le pregunta a Moody: “¿Por qué se la pasa diciendo que tenemos que ser llenos vez tras vez?”. Y él le contestó: “Señora, porque goteo”. Creo que todos podemos sentir lo mismo.
Hechos 4:31 vemos que los discípulos se reunieron a orar, después el lugar fue sacudido y fueron llenos con el Espíritu Santo para luego salir a hablar la Palabra de Dios con coraje. ¡Qué desafío! La oración está donde está la acción. Los creyentes siempre enfocan la oración con distintos puntos de vista, pero sin oración creo que podemos reconocer que nada nunca va a pasar.
Así que la movilización de misiones comienza en un sentido sobre nuestras rodillas.
Claro, muchos creen que caminando es una forma mejor que orar. Sabiduría y discernimiento, son esenciales en lo que estamos tratando de hacer.
A. W. Tozer dijo que el don más necesario en la iglesia de hoy es el don de discernimiento. Esto no viene de un modo sobrenatural como un rayo, viene cuando nos saturamos con las Escrituras, al leer mucho, al tener compañerismo con distintas personas de Dios, al mantenernos informados con lo que pasa en el país que estamos involucrados.
Debemos en oración, desarrollar objetivos y metas, para que miles de misioneros sean movilizados hacia las áreas de necesidad.
Tenemos que pensar en metas que se encuentren en una combinación entre lo imposible y lo durable.
Cuando hablamos y oramos sobre esto, un pasaje para considerar es Lucas 14, donde se nos dice claramente que debemos calcular el precio. El precio de movilizar a miles de misioneros parece gigantesco e inalcanzable.
Fuente: Jorge Verwer, Operación Movilización

Revista Vamos

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo 2. misiones, 4. norteamerica

Una respuesta a “Misiones-Cumplamos la Gran Comisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s