E. Stanley Jones- Evangelista a la India

E. Stanley Jones

E. Stanley Jones

Debe haberse sentido como una ráfaga de viento que entró en el cuarto, mientras E. Stanley Jones y otros tres estudiantes del Asbury College continuaban su reunión de oración, en el año de 1905. Puesto que ellos habían estado orando por un tiempo, se sintió como si realmente el Espíritu Santo hubiera irrumpido alrededor de las 10 de la noche. Los estudiantes confesaron sus pecados e hicieron fuertes compromisos con el Señor, que había enviado Su Espíritu esa noche. Más estudiantes llegaron al cuarto para disfrutar de este avivamiento. Uno de los estudiantes que salió afectado esa noche fue Eli Stanley Jones, quien había nacido en Baltimore en 1884. El Espíritu Santo lo liberó esa noche de su orgullo y del sentimiento de superioridad y lo preparó para el campo de la misión.
Jones se graduó del Asbury College en el año de 1906 y se integró al equipo de trabajo durante un año, antes de que Dios le llamara a la India como misionero.
En este país conoció a una compañera de la misión, a Mabel Lossing, y en 1911 se casó con ella. Aunque él empezó su ministerio con las despreciadas castas bajas de la India, Dios le dio el ministerio de la reconciliación, que muchas veces lo involucró con los hombres más poderosos de su tiempo. Él trabajó con el presidente norteamericano Franklin Roosevelt en sus esfuerzos para evitar la guerra con Japón, antes del estallido de la Segunda Guerra
Mundial. Su amistad con Mahatma Gandhi y otros líderes indios claves, exactamente después de que India logró su independencia, ayudó al establecimiento de la libertad religiosa como uno de los pilares de la Constitución India. “Podemos no estar de acuerdo con lo que está diciendo el Dr. Jones, pero desde luego que todos podemos tratar de ser como
Jesucristo”.
Esto lo dijo un líder indio ante E. Stanley Jones, cuando este habló ante una multitud en una ciudad de la India. Jones llevó el mensaje de Cristo a las principales ciudades de la India, en cruzadas evangelísticas y en las universidades. Él inició “conferencias de mesas redondas” en donde gente de diferentes creencias religiosas daban su testimonio de como sus experiencias
religiosas habían cambiado sus vidas. Algunos vinieron a refutar el evangelio o para explicar de qué manera su religión era la mejor, pero algunos vinieron para aceptar vivir a la manera de Cristo.

En el año de 1925, Jones escribió un libro titulado The Christ of the Indian Road (El Cristo del Camino Indio), que vendió más de un millón de ejemplares. Este fue el primero de 30 libros que él escribió. Un portal en la Internet dice que sus libros han sido, “leídos alrededor de fogatas en la selva, estudiados por ejércitos y por gobiernos, citados en parlamentos, y
prohibidos y quemados por los comunistas”. Jones comentó una vez: “Si la reconciliación es el principal negocio de Dios, también es el nuestro — tanto entre el hombre y Dios, como en el hombre mismo y entre los hombres”. Él hizo mucho para reconciliar a las diferentes comunidades religiosas, pero con los comunistas la cosa fue diferente. Tal vez, parte de la objeción de estos contra Jones, fue el libro titulado, Christ’s Alternative To Comunism
(La Aternativa de Cristo Para el Comunismo).
Tal vez la contribución Más importante de Jones, fue el establecimiento de centros de retiros espirituales (ashrams) en donde hindúes y cristianos podían discutir asuntos religiosos en un medioambiente pacífico. Al igual que los hindúes, quienes primero iniciaron estos centros espirituales llamados ashrams por ellos, la gente venía por algunos días para estudiar a
profundidad asuntos de índole espiritual y para estar más cerca de Dios. Puesto que él los estableció por todo el mundo, el más importante de ellos fue uno en Sat Tal, que significa “siete lagos”. Este centro espiritual clave estaba en Uttar Pradesh, en el norte de la India. En diciembre de 1971, Jones sufrió un derrame cerebral en uno de sus retiros espirituales, el cual lo debilitó bastante, pero no lo suficiente como para que dictara su último libro, The
Divine Yes (El Divino Sí), en una grabadora de cinta, antes de morir casi un año después.
Gracias a la influencia de E. Stanley Jones, muchos prominentes hindúes tuvieron la oportunidad de realmente entender el evangelio. El se salió del camino para aprender a usar las formas culturales hindúes, a lo cual él llamó “indigenación”. Aunque muy pocos han seguido este difícil camino, Jones nos mostró buenas maneras de presentar a Jesús entre los hindúes, en una forma no amenazante y no occidental para estos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 2. misiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s