MISIONES…..LO QUE NOS MUEVE.

“Muchos piensan que la iglesia existe para sí misma. Pero Dios quiere que toda la iglesia se involucre en las misiones dentro y fuera de su país.” Geof Gunton

Un grupo de cinco iglesias pequeñas, de distintas denominaciones, se han unido para enviar a su primer misionero a un país de acceso cerrado en Asia, con la ayuda de una agencia misionera.
Con mucho esfuerzo, amor y pasión por los no alcanzados, se han
comprometido a sustentar en oración y económicamente a un misionero. Cada uno de los miembros de estas iglesias se ha esforzado por casi un año para que esto sea posible. El fuego por las misiones ha impactado tanto a estas iglesias que están contagiando a otras iglesias de la ciudad. Este es un ejemplo creativo y de ánimo de una iglesia que está movilizándose para las misiones.
Mientras tanto, en un país vecino, otra iglesia, que es de más de 1000 miembros, ubicada en una zona residencial.
Tiene muchos programas que mantiene a sus miembros bastante ocupados durante la semana, el objetivo de esta iglesia es comprar una propiedad más grande para construir un nuevo templo.
Ester, que es una líder en esa iglesia dijo: “He sido llamada por Dios a las misiones hace tres años, pero mi iglesia no tiene un comité de misiones y el pastor no considera importante tener uno”.
Sin embargo, Ester continua sirviendo fielmente en su iglesia local; orando intensamente para que tanto el pastor como la iglesia entiendan la Gran Comisión que cada iglesia de Cristo ha recibido de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.
Esto es lo que está ocurriendo: Por un lado, gente comprometida con la misión, y por otro lado iglesias que han olvidado el  mandato de la Gran Comisión y están enfocadas más en sus propios planes y visiones antes que en los planes de Dios.
A pesar de ello, Dios se sigue moviendo y usando a gente de todas partes del mundo.
“Dios está obrando de una manera asombrosa en este tiempo, hay muchos misioneros africanos que están saliendo para hacer misiones”. Muchos misioneros que están sirviendo en varias partes del mundo dicen que es el tiempo de Dios para Latinoamérica, de ir a predicar el Evangelio hasta lo último de la tierra. Que dejemos de vernos como un campo de misión, para convertirnos en un campo de envío.
Pero, necesitamos ser conscientes y entender la importantísima tarea que
nos fue entregada por nuestro Salvador: “… Vayan y hagan discípulos a todas las naciones… enseñándoles que guarden todas las cosas que les he mandado. Y he aquí, yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin
del mundo” (Mateo 28.19-20).

Dios ayúdanos a entender tu gran propósito  que es llevar tu mensaje de Salvación a las  Naciones. Tu eres el mayor ejemplo en venir a rescatarnos, del mismo modo oramos para que tu iglesia sea la que envíe por el rescate de otros.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 2. misiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s