La Iglesia Perseguida

Cristianos estan siendo perseguidos y asesinados por su fé ¿Qué estamos haciendo por ellos?

LA IGLESIA PERSEGUIDA EN EL  MUNDO

Desde sus inicios la fe cristiana no ha sido sencilla, es por eso que cuando hablamos de la Iglesia Perseguida en el mundo, debemos reconocer y honrar a los millones de cristianos que por más de dos mil años han entregado su vida por creer y llevar las buenas nuevas de Salvación.  Desde los comienzos y formación de la iglesia (0 a 100 después de Cristo), la persecución por parte del imperio romano (100 a  325 después de Cristo) hasta nuestros días la iglesia ha pasado periodos de persecución difíciles pero a la vez necesarios para la expansión y solidificación del evangelio donde se perseguía y mataba a aquellos que profesaban su fe basada en las enseñanzas de Jesucristo.

En el capítulo siete de Hechos vemos la historia de Esteban, uno de los siete que “hacia grandes prodigios y señales entre el pueblo” (Hechos 6.8). El testimonio de Esteban ante el concilio (formado por mayormente por judíos anti helenistas)  causa rechazo y furia y deciden apedrearle. Esto provoca la primera gran persecución contra los cristianos de Jerusalén los cuales son esparcidos por Judea y Samaria, dando así el inicio de un camino lleno de sufrimiento para muchos pero lleno de propósito al poder cumplir la gran comisión.

Hechos 8.1 “Y Saulo consentía en su muerte. En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apóstoles.”

Esta persecución que ya había sido anticipada por el mismo Jesucristo en numerosas ocasiones cuando hace partícipe a todos de su Reino, con el reto de llevar su mensaje a un mundo en su momento influenciado por el pensamiento griego y romano. Jesucristo prepara el corazón de sus seguidores fortaleciendo sus convicciones para un futuro lleno de pruebas y adversidades.

En Juan 15.1-17 encontramos a Jesucristo siendo enviado por el Padre exhortando a sus seguidores a llevar del fruto que ellos han encontrado en El por medio de la palabra, animándolos a permanecer en El (10) y a mostrar el amor los unos por los otros. Palabras que deben resonar en nuestros oídos en todos los que hemos decidido seguir a Jesucristo. Después de más de 2,000 años tenemos como iglesia el mismo llamado como parte medular de  nuestra fe. Un llamado integral que nos da el privilegio de ser partícipes en él, sin importar nuestra condición, habilidades ni posición.

 Juan 15 1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. 7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. 9 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. 10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. 11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido. 12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. 13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. 14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. 15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer. 16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. 17 Esto os mando: Que os améis unos a otros.

Vivimos y somos influenciados por una sociedad basada en la “exaltación del individuo” y su “satisfacción personal”, esto lamentablemente afecta nuestra forma como vemos a Dios, la cual provoca un balance no saludable. Cuando nuestro enfoque es ¿Qué puede hacer Dios por nosotros? ¿Qué beneficios obtengo de Dios? se diluye nuestro llamado, como individuos y como iglesia.

El mundo occidental donde vivimos está marcado por el deseo de ser reconocidos por medio de nuestras posesiones. A su vez nuestra cultura cristiana esta lamentablemente marcada por lo que el beneficio que obtenemos de Dios en lugar de buscar exaltarle por quién es y poder cumplir de la gran comisión.

Esta es una realidad diferente para millones de cristianos que son seguidos alrededor del mundo por su fe, muchos de ellos asesinados, separados de su familia por confesar a Jesucristo como su Salvador.  Viven en países donde se queman templos, atacan casas de cristianos, y se encarcela, tortura, ejecuta o asesina a creyentes y a sus líderes por el sólo hecho de tener y vivir una fe diferente a la creencia mayoritaria.

Carta de un cristiano en la ventana 10-40

Salgo de mi casa con el temor de que no pueda regresar a ella. Mis vecinos y la mayoría de personas en la ciudad que vivo tienen una creencia religiosa diferente a la que yo vivo. El sistema de leyes de mi ciudad está basado en un libro que fue escrito por un hombre y muchos estarían dispuestos a matarme si supieran que yo no creo que ese hombre al que todos veneran es el mensajero del dios que ellos adoran. En mi país nadie tiene derecho a expresar una fe diferente a la establecida por la ley y si alguien encuentra a dos personas compartiendo sobre una creencia religiosa que no sea la oficial, sin preguntar serán llevados a la cárcel y torturados por “revelarse ante lo establecido por la ley”.  El tan solo hablar con alguien sobre mi fe o mis convicciones, es considerado una “blasfemia” y podría fácilmente traer problemas no solo para mí sino para mi familia. Vivo con temor que miembros de mi propia familia que no comparten mi fe me entreguen a las autoridades por “deshonrarles”. Sé que mi vida corre peligro y  sé que mi fe puede ser la razón por la que mis días en esta tierra lleguen a su fin. Quisiera  congregarme libremente con otros que tienen la misma fe que yo tengo y compartir libremente sobre el libro que me habla palabras de vida cada vez que lo  leo. Quisiera que mi pueblo supiera que existe un camino verdadero y que todos por medio del sacrificio de mi Señor podemos ser partícipes del regalo más grande que un humano pueda recibir. Quisiera gritar a los cuatro vientos mi amor por Jesucristo, el hijo de Dios que sin importarle su condición entrego su vida por mí para el perdón de mis pecados y me permite tener acceso directo delante de la presencia del único Dios. Quisiera esto y muchas cosas más, pero dolorosamente mi realidad es diferente a mis deseos, vivo en un país donde no existe la liberta de religión y mi vida como la de aquellos que seguimos a Jesucristo está en un constante peligro de muerte.

Por más dramático o ficticio que este relato pueda parecer, esta es la dura realidad de miles de cristianos que viven en países del Medio Oriente, África y Asia. Países donde no existe la libertad de religión y donde la presencia creciente del islamismo abarca y rige TODAS las áreas de la sociedad.

El día de hoy miles de cristianos en países como Nigeria, Pakistán, Egipto, Libia, Yemen, Birmania, Afganistán, Arabia Saudita y muchos más, pierden sus pertenencias, sus hogares,  son desplazados de sus pueblos de origen, obligados a renunciar a sus creencias, torturados,  y dolorosamente asesinados y masacrados por su fe en Jesucristo. Esta es una realidad que la mayoría de cristianos que vivimos en el mundo occidental no conocemos o simplemente no la tenemos presente.

Juan 15 18 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. 19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. 20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

La realidad de esta exhortación y anticipación de lo que sus seguidores sufrirían tiene una completa dimensión para aquellos que el día de hoy sufren persecución por causa de la fe. Como iglesia debemos ver una realidad más grande de la que muchas veces vivimos. Sin duda la palabra “aborrecer” cobra un significado más profundo para aquellos que sufren diariamente persecución.

HOY nuestros hermanos están siendo perseguidos sin nuestro apoyo espiritual. HOY nuestros hermanos están muriendo cuando millones alrededor del mundo somos indiferentes a sus circunstancias. ¿Es esto lo que Cristo quiere para su cuerpo? ¿Es esto lo que Cristo quiere para su iglesia?

Parte fundamental de nuestra fe debe ser velar y tomar la carga de nuestros hermanos que sufren por Jesucristo.

1 Corintios 12. 26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan. 27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

Este mensaje que Pablo da a la iglesia de Corinto, va dirigido a una iglesia que se estaba preparando para una de las persecuciones más crueles y sangrientas que se haya registrado la historia en contra de los cristianos. Muchos de aquellos que formaron parte de la iglesia de Cristo durante y después de la muerte de los doce discípulos, fueron torturados y asesinados como animales en los circos romanos.

Pero fue gracias a su convicción en Jesucristo y la fortaleza que encontraron en Dios, que hoy tenemos los fundamentos de nuestra fe que nos dan la oportunidad de vivir agradando a Dios por medio de la obediencia a sus mandamientos. Debemos ver que así como hace alrededor de 2,000 años los primeros cristianos fueron despojados de todo derecho, el día de hoy  millones de hermanos en la fe están sufriendo de  la misma manera.

Para nadie es ajena la situación que se vive en el Oriente Medio, Egipto, Yemen y los acontecimientos actuales en Libia son una muestra de que algo más profundo de lo que nuestros ojos pueden ver está sucediendo. Estamos a la puerta de un cambio significativo en esta conflictiva pero a la vez clave región del mundo y es nuestro deber tomar la carga en nuestros corazones por esta región y por nuestros hermanos que viven en ella.

Debemos pedir a Dios que se abran las puertas necesarias para que en estos países oprimidos por sus gobiernos y por una creencia humana (Islam) alejada del plan de Dios para la humanidad puedan encontrar la verdadera paz que solo Dios a través de su hijo Jesucristo puede dar.

Ahora es el tiempo para unirnos por estos “mártires de la fe” que se han mantenido como un remanente en estas sociedades donde no existe libertad de religión. Pidamos que todos estos eventos lleven a que esas prohibiciones sean abolidas y que estos pueblos tengan la posibilidad de encontrar el camino verdadero.

Pidamos a Dios que levante y prepare obreros que estén dispuestos a llevar el mensaje de las buenas nuevas a estos países. Pero sobre todo vivamos y hagamos lo que esté a nuestro alcance para que las buenas nuevas de salvación sean una realidad que sane, restaure y le dé una esperanza eterna a todos aquellos que no le conocen.

1 Crónicas 7.14 “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”

Los que tenemos la oportunidad de vivir nuestra fe en Jesucristo de una manera libre, debemos unir nuestros corazones  y esfuerzos para que las buenas nuevas de salvación lleguen y sean recibidas por todos.

El llamado a las misiones es para todos, tenemos dos opciones o vamos a llevar el mansaje del evangelio a estas regiones del mundo o sostenemos a aquellos que llevan la tarea en su corazón de hacerlo.  

Hechos 1.8 Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu tu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Este versículo es el fundamento por medio del cual Dios ha usado para desafiar a su iglesia y personas para llevar la tarea de la evangelización mundial.

Cuan hermosos son los pies de aquellos que aceptan la voluntad del Señor y buscan cumplirla. Aquellos que buscan negar sus propios deseos y planes para seguir los del Señor. Aquellos que llevan en su corazón al  no alcanzado. Nuestro mundo necesita de hombre y mujeres decididos que muestren y lleven la verdad del evangelio a otros sin importar lo que cueste.

Vamos a Jerusalén, Judea (provincia),  Samaria (región más distante) y  hasta lo último de la tierra.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo 2. misiones, 3. tiempos actuales

7 Respuestas a “La Iglesia Perseguida

  1. Yaritza Lovely

    22 Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
    28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Mateo 10:22 y 28

  2. Anónimo

    Nos Paramos a Pensar de lo “COMODOS” que estamos en nuestra Iglesia… bonitas Sillas, lindas Luces, quisas Aire condicionado… ??? la Verdadera Iglesia Sufre por Causa de Cristo!! AYUNA, VELA, ORA sin Cesar por los Hermanos

  3. MARCELO ORELLANA

    NO VALORAMOS LO QUE TENEMOS , ESTAMOS EN LUGARES COMODOS Y HASTA NOS QUEJAMOS POR QUE TAL VEZ HACE CALOR O FRIO CUANDO NOS CONGREGAMOS, SIN TOMAR EN CUENTA CUANTOS CRISTIANOS DAN SU VIDA SIN IMPORTAR EN LAS CONDICIONES CLIMATICAS O SOCIALES QUE SE ENCUENTREN , SOLO POR COMPARTIR LA PALABRA DIVINA DE DIOS, QUE NOSOTROS HASTA TENEMOS DISTINTAS VERSIONES DE LA BIBLIA, COLORES Y LETRAS Y NO HACEMOS LO MINIMO QUE ES ENTREGAR SU PALABRA A LOS QUE LA NECESITAN.

  4. hugo cesar rodriguez

    acabo de enviar la cartas numero 28 hacia estos amados hnos en esta mañana lo hice con el pastor y wo nie de vietnam y ASIA Bibi de Pakistan , recien les enve al hno tohar haydarov y mañana me toca con el pastor Yousef Nardakhani de Iran . En total fueron 10 los hnos que recibiran unas tarjetas navideñas para esta navidad este deseo me lo puso el señor enviado las primeras dos cartas hacia china , y 4 hacia iran , 6 hacia ertirea ,6 hacia vietnam, 4 hacia turkenistan , 5 hacia uzbekistan , 1 hacia pakistan , y una hna llamada Nancy E Pelegrina . Continuara enviado otras 10 tarjetas a otros hnos mas y el versiculo que siempre les recuerdo a cada firmante si un miembro se duele todos los demas se duelen con el y si un miembro recibe honrra todos los demas con el se gozan . amabos somos del cuerpo de cristo .estos hnos son los miembros de la misma iglesia persguida en el mundo.ellos ya son nuestos amigos ,compartimos en un mismo espirtu y muchos de estos hnos ya recupararon la libertad mas de 13 hnos en el señor

  5. Miriam Puentes

    MI ORACION ES QUE EL SEÑOR JESUS LES DE LA LIBERTAD QUE NECESITAN PARA QUE EL REINO DE LOS CIELOS SE EXTIENDA EN ESAS NACIONES Y QUE NUESTROS CORAZONES ESTEN LLENOS DE AMOR Y BONDAD POR ESTOS HERMANOS Y ESTEMOS DISPUESTOS A AYUDARLES…

  6. noemi

    COMO PUEDO COMUNICARME CON ELLOS???? DESDE YA ESTOY ORANDO….A DONDE SE LE PUEDE ESCRIBIR??????

  7. Anónimo

    QUISIERA PODER BAJAR EL VIDEO DE CRISTIANOS PERSEGUIDOS EN ESPANOL PARA LLEVARLO A MI IGLESIA. PLEASE!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s