El corazón de un adorador – Parte II

Continuamos con el tema, “El corazon de un Adorador”

Adoración es intimidad. Encontramos en Hechos 17:22-27 “Entonces Pablo,  puesto en pie en medio del Areópago,  dijo:  Varones atenienses,  en todo observo que sois muy religiosos; v porque pasando y mirando vuestros santuarios,  hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: Al Dios no conocido. Al que vosotros adoráis,  pues,  sin conocerle,  es a quien yo os anuncio. El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay,  siendo Señor del cielo y de la tierra,  no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres,  como si necesitase de algo;  pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres,  para que habiten sobre toda la faz de la tierra;  y les ha prefijado el orden de los tiempos,  y los límites de su habitación; para que busquen a Dios,  si en alguna manera,  palpando,  puedan hallarle,  aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros”. El apóstol Pablo después de ver esa inscripción al lado de ese altar procede a compartirles sobre el Dios no conocido, al que adoraban sin conocerle. Pablo hace la referencia “no es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo” por que la forma en se adoraba en la antigüedad era para recibir el “favor de los dioses”, para “contentarlos” y “evitar su ira”. Sus templos estaban llenos de imágenes a las cuales rendían ofrenda y tributo, es ahí la razón del reto que les presenta, ¿Cómo puedo adorar a alguien que no conozco? ¿Cómo puedo adorar a alguien que no necesita nada “material de mi?.


La adoración es un acto de entrega tiene que ir madurando con el transcurso del tiempo. Si adoración es entrega total, confianza y obediencia, como puedo adorar a un Dios con el que no me he relacionado lo suficiente para conocerle. La adoración pública no es intimidad. La adoración pública debe ser un reflejo de la adoración en lo secreto. La adoración intima se da en la intimidad de mi corazón y de mi habitación. Que pensarías de un hombre que en la intimidad nunca le dice a su esposa que la ama, nunca le muestra afecto, de hecho la ignora y la trata mal. Pero en público la trata maravillosamente. Todo tipo de halagos y cariños salen de sus labios cuando la gente los ve. ¿Pensarías que este hombre es un hipócrita verdad? Pensarías que solo pretende ser visto por los demás. Así suena la adoración pública que no está respaldada por una adoración privada. Dios desea que le adoremos en la intimidad primeramente.

Dice Rom  12:1-2 Así que,  hermanos,  os ruego por las misericordias de Dios,  que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo,  santo,  agradable a Dios,  que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo,  sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento,  para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios,  agradable y perfecta. Cuando sujetamos nuestras vidas a Dios en obediencia, presentamos una ofrenda pura delante de Dios, el cual conoce la inmadurez de nuestros corazones y nos ama, pero debemos procurar cada día adorar con nuestra vida así como lo hacemos con nuestra boca. Disfrutar de el gozo de la presencia de Dios en nuestra vidas, requiere de un corazón dispuesto a su presencia Sal 16:11 Me mostrarás la senda de la vida;  En tu presencia hay plenitud de gozo; pero al mismo tiempo debe de traer una responsabilidad real en nuestras vidas que lleve nuestras emociones a una realidad de lo que es su presencia. Sal 24:3 ¿Quién subirá al monte de Jehová?  ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón.


Debemos estar dispuestos a que sea Dios quien guie nuestras vidas. Nuestra obediencia y deseo de cumplir su voluntad en nuestra vida, es una ofrenda que sube a su presencia. Procuremos que nuestros encuentros con Dios nos ayuden a formar un corazón que valla madurando con el tiempo. ¿Esta tu corazón dispuesto?

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo 1. EN BUSCA DE SU CORAZON...

5 Respuestas a “El corazón de un adorador – Parte II

  1. Anita

    excelente continuacion.

  2. Manel Lam

    Los adoradores debemos tener siempre presente para quien es nuestra alabanza.

  3. Pepe

    Me parece que esto que dices es profundo desde el punto de vista espiritual, antes me gustaban muchos musicos y cantantes cristianos pero ahora me da tristeza que muchos de ellos se quieren parecer en sus ritmos mas al mundo en vez de ser luz para el mundo. No quisiera decir nombres pero realmente hay que discernir lo que escuchamos.
    Saludos desde Sucre.

  4. PASTOR BERNANDINO

    LA BENDICION SEA CON USTEDES HERMANOS, VI ESTE ARTICULO COMO VEO LA PRIMERA PARTE?

  5. EDNA GONZALEZ

    HERMOSO ESTUDIO!! COMPRENDER LO QUE ES VERDADERAMENTE ES ADORAR A UN DIOS SOBERANO, NO TIENE LIMITES!! DIOS LES BENDIGA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s