El Renacimiento del Idioma Hebreo Parte 2/5

Por Roni Goldberg Vicecónsul de Israel en Uruguay
El hebreo durante la diáspora judía
La pérdida del habla de una lengua muerta, decíamos, no necesariamente viene en desmedro de su empleo escrito con fines cultos e intelectuales. El hebreo escrito no se constituyó en excepción a dicha regla. Por el contrario: el Pueblo del Libro por antonomasia, para cuya lectura es indispensable el dominio del hebreo, no sólo siguió impartiendo la instrucción de su lengua –considerada ya “lengua sagrada”– con fines litúrgicos, sino siguió utilizando su idioma intensamente en los más variados ámbitos de la vida cultural y el quehacer judío de las diversas diásporas, entre ellos la literatura, la poesía, la ciencia, el sistema legal y más tarde la prensa, entre muchos otros. Sería imposible abarcar en este marco, la riquísima producción completa de la cultura judía en idioma hebreo a lo largo de sus dos milenios en el exilio. Sin ser exhaustivos, encontramos allí a la literatura y la poesía judía de la España medieval, con escritos de Yehudá Haleví, Salomón Ibn Gavirol (llamado Avicebrón), Abraham y Moshé Ibn Ezra y Shmuel Hanaguid. Buena parte de la literatura religiosa judía de esos siglos fue escrita en hebreo: la Mishná, primera gran exégesis o comentario de la Biblia y base fundamental del Talmud; los escritos de los mayores teólogos e intelectuales hebreos, como Maimónides, Isaac Alfasi y Najmánides; partes del Zóhar, piedra angular de la Cábala; el Shulján Aruj, pilar de la halajá judía. Incluso para la vida cotidiana judía era indispensable el conocimiento del hebreo escrito: la mayor parte de la Responsa, corpus jurídico de millones de preguntas y respuestas de judíos a sus rabinos en todos los aspectos de la vida, está en ese idioma, así como los contratos entre judíos, principalmente las ketubot o contratos matrimoniales, negocios y pleitos. En la Edad Media, el hebreo ocupó un lugar destacado en la ciencia de la época: se conocen textos de astronomía; se impartieron en hebreo clases de medicina en varias universidades europeas desde el siglo IX hasta el siglo XVI, e intelectuales, clérigos católicos y hasta reyes y príncipes, lo aprendieron y lo hablaban. Se sabe que Lady Juana Grey, reina de Inglaterra, dominaba el hebreo, y que el emperador Pedro II de Brasil incluso tradujo al portugués cánticos de Purim y la tradicional canción Jad Gadiá, que cierra la Hagadá de Pésaj, el texto ritual tradicional de la Pascua judía.
 El lenguaje hablado de los judíos medievales
Con la pérdida del hebreo como lengua viva, los judíos se vieron obligados a adoptar para su comunicación diaria y sus usos cotidianos y familiares, las de sus países de adopción. Con el correr de los siglos, terminaron por forjarse no menos de tres idiomas judíos principales, cada cual en su ámbito geográfico, escritos en un alfabeto hebreo adaptado a las nuevas necesidades, y atesorando cada uno de ellos una profusa cantidad de términos y vocablos hebreos.Así pues, los judíos de Europa Occidental, cuyo centro neurálgico durante la Edad Media radicaba en Alemania (llamada en hebreo bíblico Ashkenaz y de ahí que sean conocidos como “askenazíes”) y que luego se expandieron por toda Europa Oriental, crearon un dialecto, posteriormente idioma, originado en el alemán: el ídish (término que en dicho idioma significa “judío”). Los judíos de España, llamada en hebreo Sefarad y de allí “judíos sefardíes”, desarrollaron el ladino o judeoespañol, y siguieron hablándolo incluso luego de su expulsión en 1492 y su dispersión por los Balcanes, Turquía y el norte de África. Los judíos de los países árabes, por su parte, hablaban el árabe-judío, idioma hoy casi extinto. Los tres idiomas adoptaron para su escritura el alfabeto hebreo; el ídish y el árabe-judío con exclusividad, mientras que el ladino se escribía tanto con letras hebreas como con latinas. El idioma hebreo culto, común a todas las comunidades, sirvió de lengua franca o de intercomunicación entre judíos de distintas latitudes para comprenderse entre sí.
La Ilustración y el Sionismo
El destino inexorable del hebreo junto al resto de las lenguas muertas, vislumbró un cambio luego de 1700 años de letargo con el surgimiento del Iluminismo y su versión judía, la Haskalá, que a partir de fines del siglo XVIII animó a los judíos a demandar la equiparación de sus derechos a los del resto de la sociedad, y que derivó a la postre en el movimiento que propugnó por el retorno de los judíos a su tierra: el Sionismo. En el marco de la revolución que significó para los judíos, pretender recuperar la normalidad como pueblo que habita en su propio territorio, comenzó el debate acerca de cómo habrían de comunicarse entre sí los israelitas provenientes de cien diásporas distintas, una vez reunidos en la Tierra de Israel. Teodoro Herzl, en su obra fundamental del Sionismo político “El Estado Judío”, dudó de las posibilidades del hebreo de convertirse nuevamente en una lengua cotidiana de uso popular, y sugirió que en el –por ese entonces utópico– Estado Judío, se hablase un ramillete de lenguas: “¿Cómo podría uno comprar un boleto de tren en una lengua del pasado? El ejemplo a seguir es Suiza, en la que conviven sin problemas varias lenguas”. El médico judío polaco Eliézer (Ludwig) Zamenhof, por su parte, también dedicó sus desvelos al problema del idioma del pueblo judío en su afán de emancipación. En una primera etapa, concibió al ídish como la solución, para lo que se abocó a modernizar su gramática, y propuso incluso cambiar su escritura de hebrea a latina. Por último, llegó a idear un nuevo idioma, el esperanto, como nueva lengua franca de los judíos, antes de que tomase por otro camino y se convirtiera en lengua universal… continuara el siguiente lunes

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Israel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s