Esperando al Mesías

 

En Lucas 2.25-39 se cuenta de la presentación de Jesús en el templo. Se vivía un tiempo en el que las profecías de los antiguos profetas se hacían realidad en el niño Jesús. En Jerusalén se encuentra Simeón hombre de Dios que había recibido por medio del Espíritu Santo la palabra de que no moriría sin ver en vida al Mesías. El niño es llevado al templo y Simeón profetiza sobre el. Aquí se habla de Ana quien es una profetiza que queda viuda en su juventud y que en lugar de unirse en matrimonio decide permanecer y servir en el templo “36 Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad, 37 y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones”.  La edad promedio en una mujer para unirse en matrimonio es ese tiempo era de 17 años, según se menciona estuvo casada por 7 años antes de enviudar lo cual nos hace ver que en el momento en que Jesús y su padres llegan al templo ella tiene aproximadamente 60 años sirviendo en el templo.      

 

Ana es una mujer asombrosa, durante 60 años estuvo orando y ayunando con su corazón siempre con el deseo y la expectativa de que sus ojos pudieran ver algún día al  Mesías. Su corazón anhelaba la presencia de Dios, vivía día y noche con un mismo fuego en su corazón, estaba en la casa de Dios, había dispuesto su vida a ser un aroma fragante delante de Su presencia. La pasión que motivaba su corazón me impacta, te has puesto ha pensar ¿Quién mantiene un mismo deseo por tanto tiempo? ¿Qué dura tanto ahora en nuestros días? ¿Donde quedo la música disco de los 70’s? ¿Donde esta la moda punk de los 80’s? ¿Donde esta el peace and love de los 60’s? ¿Donde están las grandes ideas del socialismo de antes? piensa en algo que haya sido novedoso y verás que fácilmente lo puedes agregar a la lista. Ella por el contrario mantiene un encuentro permanente con Dios y no importando sus circunstancias ni la seguridad plena de que sus ojos verían al Mesías, mantuvo siempre su corazón en la promesa de las escrituras, su deseo de esperar al Mesías mantuvo su vida en una constante preparación para el día de su encuentro, su motivación de esperar en El provenía del mismo corazón de Dios que anhela tener un encuentro con ella …por que es Dios el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad filipenses 2.13.

 

Dios le ha dado eternidad a nuestros corazones y mantiene el deseo ferviente de que tengamos un encuentro con El. Debemos saber que nuestras circunstancias y cualquier actividad en que nos desenvolvamos tanto en el presente como en el futuro son solo la plataforma que Dios nos ha dado a cada uno para desarrollar un lugar de intimidad y preparación para tener un encuentro con El. Debemos humillarnos delante de Dios y pedirle que profundice nuestra fe, que sea El quien provoque el deseo en nuestros corazones de amarle más, mientras mas busquemos y profundicemos en su palabra mas conoceremos de Su corazón y más seguros estaremos en nuestros corazones ya que estaremos poniendo nuestra confianza en un Dios eterno. A Ana le funcionó mantuvo su corazón durante mas de seis décadas con un mismo deseo, la esperanza por medio de la fe de que sus ojos algún día verían al Mesías. ¿Está tu corazón anhelando su segunda venida? El volverá, tenlo por seguro.

 

 

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo 1. EN BUSCA DE SU CORAZON...

8 Respuestas a “Esperando al Mesías

  1. Magy-Argentina

    Buena historia nunca habia oido la historia de Ana, que buen testimonio de constancia.

  2. Marcos G.

    Me gusta la forma en que escribes he leido varios de tus esays y me parecen entretenidos y edificantes, me gustaria recibir mas informacion de tu ministerio y como consigues la informacion de los hermanos que estan en necesidad me llma mucho la atnecion estos temas.

  3. evelyn

    vine a dar una vuelta por tu blog para ver un poco sobre misiones y me encontre con este tema que me saco las lagrimas y me emociono mucho.

  4. Gordo

    Chido brother, chido. Y yo que me quejo al leer la biblia por mas de 10 minutos.

  5. Marito

    Gracias por la reflexion muchas veces como que nos desesperamos muchas veces en nuestra busqueda de Dios pero al finalsi confiamos en el, siempre estara ahi.

  6. Carlos

    Que mensaje de perseverancia. Nuestros problemas son mayores que nuestro Dios muchas veces y esto no debe ser asi, debemos confiar en nuestro Padre.

  7. Andrea Paiz

    Esperar en Dios siempre traera satisfaccion a nuestra vida. Mi familia y yo hemos pasado por un tiempo dificil pero sabemos que Dios tiene en control todo, queremos serle fieles en obediencia.
    Hno. oren por nosotros, vivimos en Santa Ana, El Salvador y la situacion es dificil para nosotros. Gracias.

  8. Anibal

    Siempre disfruto de tus mensajes y reflexiones en mi turno de los domingos en el hospital, gracias por que siempre encuentro algo para mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s