El Altar Familiar – Parte III

C.  ¿CÓMO SEGUIR CULTIVANDO UN AMBIENTE DE GRACIA Y SANTIDAD EN EL HOGAR?

Una vez que hemos establecido el fundamento del Altar Familiar en nuestro hogar, ¿cómo podemos seguir cultivando ese ambiente de gracia y santidad, para atraer la presencia de Dios, y proveer protección?

1c1.Cultivando una actitud de quebrantamiento, de confesión ante Dios y ante los demás (Santiago 5:16).

2.   Limpiando nuestra casa de todo instrumento del enemigo, para que pueda ser la morada de Dios.  El enemigo usa cosas – por ejemplo, peliculas, revistas, ciertos videojuegos – para traer depresión, temor, peleas, enfermedad o accidentes a nuestra casa.  Pídele a Dios que te ayude a ser sensible a su voz para ser guiado por él en lo que tienes que quitar de tu casa.  Si somos celosos en limpiar nuestra casa de la inmoralidad, el ocultismo y la rebeldía que entran por la tele, la música, revistas, y por otros canales, abriremos la puerta a Dios, para que pueda proteger nuestra familia, y para que tengamos más autoridad frente a nuestros hijos (Efesios 5:11; Hechos 19:19).

3.   Llevando una vida de integridad (Salmo 26).  No podemos mentir y creer que estamos siendo íntegros ante Dios y ante nuestra familia (No debemos permitir ni mentirillas, ni medias verdades, ni mentiras “necesarias”).  Si hacemos promesas, debemos cumplirlas.  Debemos ser hombres y mujeres de nuestra palabra, y ser fiables.  No podemos engañar en los impuestos.  Tampoco robar a Dios en nuestros diezmos y ofrendas.  Cuando diezmamos fielmente, estamos siendo obedientes a Dios, reconociendo que todo lo que tenemos viene de él.  Estamos siendo buenos administradores de todo lo que él nos da, y estamos expresando nuestra confianza en él para suplir todas nuestras necesidades (Ef. 4:17-32).

4.   Andando en humildad.  Sacando todo egoísmo de nuestro corazón, para que Dios realmente sea el Señor de toda nuestra vida.  Teniendo un celo por la casa del Señor, no por edificar nuestro propio reino.  Es importante la motivación de nuestro corazón, y los de nuestra casa lo notarán en lo que decimos y hacemos.  Todo lo que hacemos para promovernos a nosotros mismos y para edificar nuestro propio reino es pecado, y no agrada a Dios.  También crea conflicto y malestar en las relaciones en casa y en la iglesia.

5.   Siendo obedientes a Dios (Juan 14:23).  Si nos endurecemos contra Dios en las cosas que nos está diciendo, poco a poco nos vamos apartando de él en nuestro corazón, y le vamos alejando de nuestro hogar.  No podremos cultivar un ambiente de gracia y santidad en el hogar si no estamos siendo obedientes a Dios.  Por lo tanto, respondamos en obediencia al Señor en cualquier área de nuestra vida donde él esté apuntando algo que tenemos que cambiar; sea que nos esté diciendo que tenemos que disciplinarnos en el área de la comida, o que debemos dejar de ver la televisión, o dejar una amistad que está siendo una mala influencia para nosotros.

6.   Tomando un día de descanso cada semana para dedicar más tiempo a la oración y el estudio de la Palabra, y de esta manera ser un ejemplo de alguien que confía en el Señor y depende de él.  En Génesis 6:8 dice: “Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová”.  El nombre Noé (en hebreo Noach) significa “descanso”.  El descanso, entonces, es lo que encuentra gracia, o favor, con Dios – no el activismo; y el descanso es el fundamento para poder andar en la gracia.  En nuestro hogar, debemos ser un ejemplo de descanso y fe en Dios en cada situación.

Hoy puede marcar el comienzo de un cambio radical en nuestro hogar.  Para que se lleve a cabo ese cambio, hagamos un compromiso con el Señor como familia.  Digamos: Padre Celestial, a partir de ahora nos comprometemos a venir ante tu presencia y a tener comunión contigo, como familia, de una manera regular.  Queremos cultivar un ambiente de gracia y de santidad en nuestro hogar, con el deseo de que hagas tu morada entre nosotros.  Muéstranos, Señor, lo que esté impidiendo que tú puedas llenar todo nuestro hogar con tu presencia.  Queremos que tú estés en el centro de nuestra familia. 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo 1. EN BUSCA DE SU CORAZON...

4 Respuestas a “El Altar Familiar – Parte III

  1. Antonio

    en hora buena, saludos desde España, somos misioneros para comunidades ecuatorianas y bolivianas en este pais.

  2. estos sus enseñanzas estan muy vonitas para mi estan preciosas cuanto quisiera que me mandara mas enseñanzas de esas suyas mas porque yo en estos presiosos momentos estoy organizando los isferebntes grupos que componen el altar familias

  3. Cristian Naranjo Saavedra

    Dios Continue bendiciendo sus vidas y sus Ministerios,estoy implantando una nueva obra para el Señor, El me ha motivado para regresar a las sendas antiguas, y establecre el Altar familiar, venido a menos, he revisado el material y me garadaría solicitar si me pueden enviar el materia completo para compartir con la Iglesia.

    Atentamente
    Cristian naranjo Saavedra
    Quito Ecuador

  4. Hilda

    cuando empece a leer esto ,pense que se lo iba a enseñar a alguien ,pero se que a quien hablo primero Dios es a mí,ya entiendo porque la bendición no es completa ,ahora se que faltan algunos arreglos.Bendiciones .Ah igual lo voy a enseñar ¡Gracias!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s