Promulgando la Verdad en una sociedad corruptible

Los tiempos en que vivimos nos presentan constantemente interrogantes en nuestro caminar al enfrentarnos a la adversidad de un mundo que no esta basado en la rectitud de la palabra de Dios. La falta de justicia, la corrupción, el homosexualismo, el aborto, el divorcio, son entre otros, temas que afectan el entorno en que vivimos y que dentro de la misma iglesia muchas veces no tenemos un lineamiento claro sobre lo que Dios dice al respecto de estos y otros temas. El dilema del ¿cómo? y ¿cuándo?, debemos promulgar la verdad se ha convertido mas en un mero enredo sin soluciones concretas que pueda definir una postura que en consenso nos lleve a impactar a las personas que nos rodean y por ende a la sociedad en que vivimos. Muchos hemos tomado la postura de “no tener una postura” ya que la falta de conocimiento acerca de estas situaciones nos hace tomar el camino más fácil  para no tener que molestarnos en escudriñar el corazón de Dios y su deseo con respecto a estas áreas de la vida. El mayor problema es que al mismo tiempo en que nosotros no hacemos nuestra parte, el humanismo no descansa  en emitir opiniones que no se quedan solamente en ideas si no que se convierten en leyes “políticamente correctas” o permiten que las instituciones en las que se basa la sociedad sean corrompibles y perjudiquen directa o indirectamente nuestro diario vivir.  Vivimos en sociedades en las que somos mayormente espectadores sin saber que la responsabilidad de buscar de Dios y lo que el quiere para nuestra sociedad es nuestra, como cristianos somos los llamados a llevar la verdad de Dios y manifestarla a un mundo que carece de un lineamiento sólido. Jesús dijo “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con que será salada?… Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder, ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” Mateo 5.13-16. La sal y la luz operan en virtud de lo que son, es por eso que es necesario que conserven su identidad. La sal purifica, sazona y preserva de la corrupción, su efecto es semejante al fuego (“por que todos serán salados con fuego y todo sacrificio será salado con sal” Marcos 9.49) por el cloro que lleva como ingrediente, es por eso que se utilizaba en todo sacrificio. (Levíticos 2.13). La luz abre las tinieblas y deja ver lo que esta en la oscuridad. El problema es que la falta de conocimiento nos ha llevado a tener opiniones que muchas veces no han llegado a tocar el corazón de otros sino mas bien queriendo utilizar lo que creemos por verdad hemos herido corazones al no mostrar a un Dios misericordioso sino mas bien hemos sembrando rechazo hacia El, hemos dejado que personas sin el conocimiento y el temor de Dios rijan nuestra sociedad siendo meros observadores de los hechos que a nuestro alrededor suceden.  Cuando Jesús en el relato de Juan 4 confronta a la mujer samaritana con la realidad de su vida lo hace con uno de los mas bellos ejemplos que podemos encontrar sobre la verdad, el sabe de la necesidad real que ella tenia y le presenta la verdad de una forma que sabia que esa verdad saciaría su corazón, dándole algo mucho mejor que le iba a llenar y que la haría arrepentirse de su condición. De la misma manera Dios nos ha puesto para llegar a otros con Su “verdad”, basada en su amor y sacrificio por todos. Mientras mas busquemos y escudriñemos lo que Dios ha dejado en su palabra seremos más eficaces en poder llevar el mensaje de redención a este mundo. La solidez y veracidad de la palabra de Dios es lo que llenara el vacío de conocimiento provocado por el pecado, Su verdad no solo restaurara corazones sino dará luz al camino que debemos seguir.
Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo 3. tiempos actuales

8 Respuestas a “Promulgando la Verdad en una sociedad corruptible

  1. andrea

    me parece que si queremos influenciar mas en nuestra sociedad debemos pensar en buscar cargos publicos para afectar de mejor manera, no solo indirectamente.

  2. marito

    el titulo esta como para un libro hermano.

  3. Amilcar Flores

    CONOCEREIS LA VERDAD Y LA VERDAD OS HARA LIBRES. Hay que presentar la verdad sin miedo sabiendo que nuestro Padre esta de nuestro lado.

  4. carlos

    tenemos que orar y estar en contra del aborto, no es aceptable que se siga derramando sangre de mas inocentes, aqui en USA estamos como estamos por esto y otros pecados que estamos cometiendo como pais.

  5. Bueno yo creo que lo mejor es orar y dejar que el Señor actue segun su voluntad, no estar parados pero no actuar con violencia porque eso no trae gloria a Nuestro Señor.
    Gracias a este blog es de mucha bendicion, besos desdes España vuestra hermana en CRISTO Emma.

  6. Nelson

    profundo.

  7. Pablo Morales

    No debemos callar la verdad es nuestro deber promulgarla. La iglesia de Jesucristo debe ser la voz para este mundo.

  8. Maria

    NO ENTIENDO COMO PODEMOS AFECTAR SI SOLO ESTAMOS EN LAS IGLESIAS. TENEMOS QUE SALIR Y LLEVAR EL MENSAJE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s